Cargando información del catálogo

08/10/19 Compartir:

Patti Smith no conoció a Roberto Bolaño…

No se conocieron, acá por lo menos, es decir, de abrazos y de vistas, de cartas y parabienes. Pero ella, ella estalla y enciende fuegos de artificio por él, otro de sus Roberto, el primero Mapplethorpe, y ahora Bolaño…” Leer a Bolaño ha sido una revelación para mí, por su ternura, su poesía y su filosofía. Creo que saber que iba a morir es fundamental para entender las reflexiones de sus libros. Su enorme sentido de la humanidad y, por tanto, de la inhumanidad tienen que ver con esa inminencia de la muerte. Sencillamente, cada día aprendo de él”.

Un nuevo arrebato, un nuevo aire… Patti Smith no conoció a Roberto Bolaño, pero siente que son inseparables, la apreciación por otro ser que da solo el encontrar la llave del conflicto personal, a través, de la palabra fresca como bocanada invernal que ofrenda el otro. Un tropiezo, la llevó a toparse un día, con él en una librería en París.
Le encantó un título, Los detectives salvajes, aunque se prendó de 2666, “la primera obra maestra del siglo XXI”, recuerda cada vez que habla del escritor chileno. “Da igual cuántas veces que lo lea, siempre me sorprende.
Es triste pensar que está muerto, ¿verdad?”. Bolaño es como el rock and roll, al lector le da una sensación de revolución, de energía sexual, de pecado floreciente; juventud y tragedia. Te da todo lo que necesitas. Es el escritor perfecto para el nuevo siglo”.

Y viniendo de ti Patti , que sabes de revolución, tragedia y juventud casi eterna, cuán imperioso y necesario es releer a Roberto, cuan necesario se nos hace el rescate de su obra y nombre.
Nadie es profeta en su tierra pregona la desidia estatal.

Siguió su huella por todo el mundo. Conoció a su familia, a muchos de sus amigos, “pero el maestro ya no está, esto se acabó”, resignación. “A veces pienso que le preguntaría:
‘Roberto, ¿puedes contarme qué viene después?’. Pero  te llevaste algo, siempre te llevas algo de todo y de todos, que renace y toma nueva belleza a través de tu Polaroid, tienes y atesoras una fotografía de la silla de Roberto, en donde escribió 2666 y cuántas más, la silla de Roberto, la silla de un poeta y escritor, la silla que es una suerte de féretro en vida, donde detiene  su existencia y moldea un animal.

“¿El mundo tiene remedio? El mundo está vivo y nada vivo tiene remedio y ésa es nuestra suerte”, diría en su última entrevista Roberto, días antes de morir a los 50 años por una insuficiencia hepática.

Patti lo conmina en Hecatombe, su poema para él, a que levante y desate todo.

” Levántate Roberto
Alza tu ballesta
Levántate por el centro
Baila sobre las aguas
Un baile lento que haga temblar la tierra con tu furia extasiada.”

 

Coordenadas: Patti Smith en Teatro Caupolican, 18 de Noviembre 2019.
Roberto Bolaño, de Lunes a Viernes de 9.00 a 21.00 hrs, módulos red Bibliometro.