Cargando información del catálogo

04/05/20 Compartir:

Entrevista a Luigi Lanino, Poeta.

Luigi Lanino (1982) poeta iquiqueño que debutó con el libro “Porno Haiku Graphy” publicado por Filacteria Ediciones el año 2017.  comienza con un micro cuento titulado “Un cuentito con Araki”, que da paso a poemas con matices de  erotismo. La edición está compuesta por una cuidada estructura, con un apartado titulado “Kireji”, un conjunto de fotografías que dialogan con el texto. Conversamos con Lanino sobre su primer libro, su poesía, su experiencia editorial y sobre otros temas. Un autor que vale la pena conocer.

Se dice por ahí que la lectura, en cierto grado, obstaculiza el proceso o desarrollo de la escritura en sí. La verdad, lo ignoro. Me acomoda más la descripción de los lectores vampiros que realiza Javier Cercas”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Luigi Lanino

¿Cómo fue trabajar con Filacteria Ediciones?

Filacteria es una editorial independiente creada por amigos muy cercanos, lo que implica más allá de las formalidades y la seriedad que el trabajo de editor significa (lo que muchas veces no quiere decir que este exento de contratiempos) todo fue realizado digamos, dentro de una especie de ataraxia, una complicidad muy satisfactoria.

¿Por qué “Porno Haiku Graphy”?

Para ser honesto, hasta el día de hoy, el titulo me causa cierto rechazo. He pensado muchas veces volver sobre el texto y darle un nuevo giro en su totalidad, y no por lo “porno”, más bien, por lo de “haiku”. El día de la presentación del libro (en el marco de la FILSA a una hora donde absolutamente nadie concurría al evento, como era de esperar para los novísimos) creo haber dejado claro de cierta forma este desliz, pero supongo aquello no basta o no bastó. Los textos siempre estuvieron pensados como pequeñas estampas y el concepto de haiku (un tanto hermético) siempre estuvo sujeto dentro de paradigmas de libertinaje en lo que a forma y estructura se refiere: sublimado, “occidentalizado” tal vez, con mi propia intervención de lo erótico.

¿Por qué decidiste trabajar lo pornográfico en “Porno” y qué autores influyeron en su escritura?

Esas estampas siempre estuvieron rondándome, de hecho, surgieron de un solo tirón, al igual que lo pornográfico, etimológicamente retrato de prostituta. Es un tema que genera controversias, sin lugar a dudas, pero, mi idea siempre fue rastrear en las profundidades como un arqueólogo ciego que sabe que lo erótico hierve en sus entrañas.

Decidiste escribir tus textos usando las herramientas del haiku japonés, ¿por qué razón aplicaste este recurso?

La verdad, nada en aquellas estampas está bajo la estructura del haiku, del haiku clásico japonés. Si algo de aquello se pudiese encontrar allí, es solo producto del azar.

Jack Kerouac escribe a modo de introducción en “Algunos haikus occidentales” que un haiku occidental no tiene por qué adaptarse a las 17 silabas clásicas del haiku, ¿estás de acuerdo con esta libertad propuesta por el autor de en “El camino”?

Estoy totalmente de acuerdo con Kerouac, y eso responde a la perfección o, encaja naturalmente a la pregunta anterior y esclarece, en cierto sentido, lo propuesto en la pregunta número dos.

La tradición del haiku es fuerte en la escritura de autores latinoamericanos, entre sus exponentes podemos mencionar a Borges, Tablada, Benedetti y Teillier, ¿por qué razón crees que los autores latinoamericanos lo han usado para sus textos?

Sin más entresijos que la intensa influencia de la literatura nipona en nuestros escritores, especialmente como bien lo mencionas, en gran parte de la poesía latinoamericana y, en gran medida, trabajos que se ajustaban en estricto rigor, a las formalidades, estructura y tradiciones del haikú.

“Porno Haiku Graphy” es un libro creado a cuatro manos, ¿cómo fue la experiencia de trabajar con la fotógrafa Camila Basualto?

El trabajo de Camila es sucio y limpio a la vez; sufre de cierta delicadeza telúrica, como las camas vacías de Nan Goldin, lo cual, para responder a lo de la experiencia, surgen de las imágenes un puente inexorable que se desparrama en el proceso escritural (o se desparramó) como las secuencias exquisitas de Duane Michel.

¿Por qué decidiste incluir fotografías?

Las estampas tienen un buen sentido de la imagen, al menos eso creo. Aun así, aquellas fotografías, bajo el apartado de “kireji”, responden por si solas lo que son, ajustándose sutilmente como proscenio a los textos.

¿De qué manera surgen tus textos, de forma espontánea o trabajas en torno a una idea inicial?

Creo que de ambas formas, ambas a la vez o, por separado, no sé. Muchas veces es solo una amalgama que enferma y todo queda en nada o viceversa. 

¿Cuándo y por qué nace en ti el gusto por la poesía?

No lo sé en realidad. Simplemente te das cuenta creo, de que está y es.

¿Qué importancia tiene para ti ser lector y cómo ayuda o influye en tu escritura?

Se dice por ahí que la lectura, en cierto grado, obstaculiza el proceso o desarrollo de la escritura en sí. La verdad, lo ignoro. Me acomoda más la descripción de los lectores vampiros que realiza Javier Cercas.

Bukowski tiene un hermoso poema titulado “El incendio de un sueño” en agradecimiento a una biblioteca de los Ángeles que se quemó en sus años de iniciación, ¿qué relación tienes con las bibliotecas?

Bello poema, pero convengamos en que las traducciones de visor son, pésimas, por decir lo menos. ¿Relaciones? Hace bastante tiempo gozo de no tener relaciones con nada ni nadie.

¿Corriges mucho tus textos? ¿Cuándo te das cuenta que un poema está listo o puede ser leído por otros?

He estado un tanto alejado de la poesía hace un buen tiempo. La narrativa creo, te obliga a ciertas exigencias, como corregir, por ejemplo. Por los otros, no me intereso demasiado, a decir verdad. Si considero que está listo para mí, está listo.

¿Cuál es el rol de la poesía en estos tiempos de demandas sociales?

En estos tiempos es más que nunca es necesaria la acción. Creo firmemente en la acción  y solo a través de ella la elevación exquisita del brazo y de la mente, parafraseando a Severino Di Giovanni.

¿Tu poesía se vio afectada por el estallido social?

Bajo ningún aspecto.

¿Qué libros, música o  películas recomendarías para estos tiempos que estamos viviendo?

A.M. Bonanno, Hakim Bey, Zerzan, Bob Black, Ai ferri corti, A. Caraco es un buen pensador que se le debe más atención.

¿Algún proyecto escritural que nos quieras comentar?

Hay algunos proyectos en progreso, pero me tomo mi tiempo, un buen tiempo; no tengo obligaciones de un buen escritor porque no lo soy (ahora parafraseo a Ribeyro) y, eso, agradezco la consideración y tu tiempo, salud.

 

Muchas gracias, Luigi. ¡Salud!

Andrés Torres Meza