Cargando información del catálogo

17/01/21 Compartir:

Las biuty Queens, Iván Monalisa Ojeda

Iván Ojeda nació en Llanquihue y al salir del colegio entró a estudiar Derecho en la Universidad Católica de Valparaíso. Pero lo llamaba el teatro y partió a Santiago.
De esos tiempos el autor recuerda que llegó “como una chica recién llegada de San Rosendo, con trenzas y todo”.
Entró a Artes Escénicas en la Universidad de Chile, donde fue alumno y ayudante de Fernando González. Egresó en 1993. Dice también, “Viniendo de una familia proletaria, tuve la educación de un burgués”.
En Santiago se movía entre estudiantes de teatro y artistas como Pedro Lemebel, Pancho Casas o Carmen Berenguer, de quienes no heredó influencias literarias –Bukowski y Carver son las que reconoce sin mucho entusiasmo– pero sí la actitud política de “ser gente que cuenta lo que tiene que contar desde su lugar”.

En 1995, se fue a Nueva York a estudiar a una prestigiosa escuela de artes escénicas, decidió quedarse y fue ahí donde nació “Monalisa”, un alter ego femenino que lo ayudó a vivir en la inmensidad de la ciudad.

“Yo hablo de lo que vivo, y lo que escribo es lo que soy. No puedo separarme de mis historias porque en realidad no estoy creando nada. Soy un mero artesano que construye algo con un material que ya existe, que siempre estuvo ahí”.

Iván Monalisa asegura que este imaginario queer se venía gestando desde que era un joven estudiante de teatro en Chile, y que incluso escribió y dirigió dos obras con personajes no binarios a principio de los años 90. Pero no siempre vivió con tanta claridad esta postura. “Yo en Chile me consideraba gay porque era lo único que conocía y porque el contexto político y social de aquellos tiempos no nos daba muchas más opciones. Fue acá en Nueva York donde vine “a encontrarme” con la Monalisa. Acá dice, se le soltaron las trenzas.

Encuéntralo acá